Seguidores

miércoles, 27 de enero de 2016

Villava reclama soluciones para el comedor escolar



La masificación obliga a los alumnos de Atargi y Lorenzo Goicoa a comer en 3 turnos
El Ayuntamiento denuncia la dejadez del Departamento de Educación desde 2011


El Ayuntamiento de Villava someterá hoy en sesión plenaria y previsiblemente aprobará una moción de alcaldía por la que instará al Departamento de Educación a actuar para paliar la masificación que sufren los colegios públicos de la villa, Lorenzo Goicoa y Atargi.



Alumnos de cuarto de primaria de la escuela Atargi, en una imagen de archivo de 2014
                                                                                                                                                                                                              Patxi Cascante


Según recoge el texto, en enero de 2011 representantes de familias de la ikastola Atargi denunciaron la situación en la que se encontraban los alumnos tanto de ese colegio como de Lorenzo Goicoa. Ya entonces la masificación obligaba a los alumnos de ambas escuelas, que comparten comedor, a dividirse en tres turnos con el consiguiente “estado de estrés que para nada beneficia al correcto proceso de alimentación de los alumnos”. En esas fechas el Ayuntamiento se pronunció en Pleno y pidió al Departamento medidas para paliar el problema, pero en todo este tiempo y hasta el día de hoy no se ha hecho nada. Además, esta saturación obligó a Atargi a emplear un aula polivalente como improvisado comedor para ofrecer este servicio y aliviar así la carga de alumnos, “lo que provocó en parte una reestructuración de los espacios del centro con los inconvenientes que eso genera”, dice el acuerdo que llega hoy al Pleno.

En el caso de Lorenzo Goicoa, la falta de espacio y el constante incremento de los alumnos hace que sea imposible la reestructuración y conversión de espacios en comedor.

“Los servicios complementarios cada vez tienen mayor importancia en el proceso educativo. El comedor no debe ser únicamente un servicio asistencial, sino un espacio educativo y de convivencia muy importante en el desarrollo de competencias educativas que debe adquirir el alumnado”, cita después la moción, resaltando la relevancia de este servicio más allá de la mera alimentación.

COMPENSACIÓN ECONÓMICA Al margen de la saturación, el comedor también supone un problema de índole económico para las arcas municipales. La concentración escolar, en aplicación de la normativa, establece una compensación por parte del Gobierno de Navarra por la cuota de alumnos considerados como transportados, en este caso los que llegan a Villava desde Ezkabarte, Olaibar, Anué y Ultzama en Lorenzo Goicoa, y todos los anteriores excepto Ultzama en la ikastola Atargi.

Sin embargo, muchos de los alumnos restantes llegan de zonas cercanas como Huarte, Burlada o el valle de Egüés. En concreto, 114 de los 483 de Lorenzo Goicoa y 17 de los 349 de Atargi no pertenecen a Villava y tampoco computan como alumnos transportados, por lo que el Ayuntamiento no recibe compensación económica alguna por acogerles. Y la norma dicta que solo los transportados tienen derecho a recibir el servicio del comedor. “Esta es una medida injusta que perjudica a las familias de nuestro pueblo y dificulta seriamente la conciliación laboral de muchas de ellas. Las familias de Villava no tienen por qué ser las paganas de la mala planificación del Departamento”, expone la moción.

De este modo, el texto eleva sus demandas al Departamento de Educación del Gobierno de Navarra en tres puntos concretos: que se implique en la búsqueda de soluciones para que los alumnos de Lorenzo Goicoa puedan comer en dos turnos, que planifique la matriculación en los centros públicos de acuerdo con sus posibilidades para evitar estas situaciones de masificación, y que reconozca el derecho del Ayuntamiento a ser compensado por los gastos de mantenimiento y vigilancia de sus centros educativos por todo el alumnado proveniente de fuera. En lo que respecta a este último punto, el texto alude a una reciente sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Navarra en el que se reconoce este derecho.

REUNIÓN INMINENTE A la espera de que la moción pase hoy el filtro del Pleno, los responsables del Ayuntamiento mantendrán el próximo tres de febrero una reunión con Juan Ramón Elorz, director general de Educación, para hacerle llegar estas reivindicaciones.

fotografía Patxi Cascante



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada