Seguidores

lunes, 23 de febrero de 2015

El desdoblamiento entre Arre y Olloki, pendiente del presupuesto



El proyecto, valorado en 5 millones, ya tiene la declaración de impacto ambiental favorable y se va a redactar el proyecto


El proyecto para el desdoblamiento de la ronda de Pamplona desde el puente sobre el Arga en Olloki y hasta el puente de la salida norte de los túneles de Ezcaba sigue cumpliendo pasos administrativos. Sin embargo, la fecha de inicio, como otras obras públicas en los últimos años, sigue sin fecha de inicio y supeditada a la disponibilidad presupuestaria.

En enero pasado, el documento recibió el informe favorable para la declaración de impacto ambiental. A partir de ese documento, se podrá redactar el proyecto definitivo que facilite que, cuando exista partida, la obra pueda ejecutarse sin más dilación.

El proyecto para desdoblar la ronda, diseñada hace ahora 25 años, no es nuevo. Se trata de uno de los puntos de gran densidad de tráfico, especialmente de vehículos pesados que circulan camino o de regreso a la N-121-A (Pamplona-Behobia) y buscan la dirección hacia Zaragoza. Es además uno de los puntos de la comarca donde se han acumulado graves accidentes.

El primer proyecto para desdoblar los casi 2.600 metros entre Olloki y Arre se impulsó en 2009. Tras las alegaciones recibidas, en su mayor parte de carácter ambiental, en 2012 se impulsa un nuevo proyecto. Esa idea es la que recientemente recibe la declaración, favorable, de impacto ambiental. La resolución la dicta el director general de Medio Ambiente.

Según indican desde el departamento de Fomento, con las determinaciones de la citada declaración se harán los cambios en el proyecto constructivo y se podrá aprobar definitivamente. “Para luego, cuando las disponibilidades presupuestarias lo permitan, licitar las obras”.

El presupuesto aproximado para reformar este tramo entre Olloki y la salida norte de los túneles de Ezkaba era de 5,04 millonescuando comenzó la tramitación administrativo. Desde el área de Obras Públicas no se descarta que pueda “incrementarse”. Dependerá de los cambios a realizar por las determinaciones ambientales.

La actuación planteada consiste en la ampliación de la calzada, de tres a cuatro carriles, con la inclusión de una mediana central con barrera rígida en toda su longitud y la ampliación del tablero del puente sobre el río Ulzama junto a la glorieta de Arre.





La sección tipo en el tronco principal estará compuesta por dos calzadas con dos carriles de 3,50 metros, arcenes exteriores de 2,5, interiores de 0,5 y mediana con barrera rígida de 1 metro. También se prevé prolongar los pasos peatones hacia el Camino de Santiago y bajo la glorieta de Arre. Se exige también una pantalla anti-ruido en Arre.


fotografía : Jesús Chueca Zalba



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada